Este paraje de 31.182 hectáreas fue declarado parque natural por el gobierno valenciano el 8 de octubre de 1998 siendo el segundo entorno protegido más grande de toda la comunidad. El parque natural forma parte de una sierra en las estribaciones del Sistema Ibérico que separa las cuencas de los ríos Palancia al sur y Mijares al norte. La sierra se encuentra localizada entre las comarcas del Alto Palancia, Alto Mijares y la Plana Baja.

 

Orografía

Esta es una sierra en las estribaciones del Sistema Ibérico con unos 60 km de longitud y 1.200 km² de extensión. No posee una altitud demasiado elevada ya que sus montañas más altas apenas superan los mil metros como el pico de la Rápita (1.106 metros) el alto del Pinar (1.101 metros) o el pico Espadán (1.083 metros).

La Sierra de Espadán constituye una alineación montañosa triásica que posee un modelado geomorfológico caracterizado por abruptas crestas y lomas más suaves y redondeadas, pasando en pocos kilómetros desde el nivel del mar hasta los 1.106 m del pico de la Rápita. Existe un marcado predominio del triásico inferior y medio, no obstante, dada su gran complejidad, también abundan los materiales del periodo jurásico y, a través de los pliegues y fallas que la conforman afloran los materiales de la Era Paleozoica.

La Sierra de Espadán tiene un rasgo peculiar, ya que no está perpendicularmente orientada al mar, si no que está orientada hacia el este, al contrario que otras cordilleras.Eso hace que se forme una especie de caja que hace posible la concentracion de agua donde normalmente no deberia haberla aún siendo árido y seco.

 

Clima

Esta sierra presenta un típico clima mediterráneo con un fuerte período de sequía en verano y con un máximo pluviométrico en otoño, con matices según sea la influencia marítima o continental debido a la cercanía de la costa. Es importante señalar que en esta sierra existe un índice pluviométrico ligeramente superior al existente en su entorno.

 

Flora

Si por algo destaca este parque es por poseer la mayor masa de alcornoques de toda la Comunidad Valenciana. Ello es debido al mayor índice de pluviosidad existente en la sierra que combinado con la existencia de suelos de rodeno (mineral que destaca por la alta absorción de agua) permite que el nivel de humedad ambiental sea relativamente alto, permitiendo por tanto la supervivencia del alcornoque (Quercus suber L.). Además también está presente tanto formando masas forestales independientes como acompañando a los alcornoques el pino rodeno. También y de manera aislada es posible encontrar especies como el melojo, tejo, acebo, castaño, arce, quejigo, avellano o madroño.

Otro ecosistema digno de mención es el matojar, formado por especies como el brezo, enebro o torvisco.

Por último, esta sierra destaca por la presencia de diversos endemismos valencianos como la bracera, el clavellet de roca, l’herba de llunetes o la ginesta de sureda.

 

Fauna

La fauna de la sierra es rica y variada destacando el sapo común y el gallipato entre los anfibios, el lagarto ocelado, la lagartija colilarga, la culebra de escalera y la culebra bastarda entre los reptiles.

Entre la avifauna las más representativas son las rapaces como el águila perdicera, el águila culebrera, el águila calzada, el azor, el cárabo, el búho chico y el búho real. También es posible encontrar otro tipo de aves como el arrendajo, el trepador azul, el petirrojo, el torcecuello o el pinzón.

Entre los mamíferos es de destacar el jabalí, el zorro, la garduña, la gineta o el tejón, además de 16 especies de murciélagos, algunos en peligro de extinción.

 

Parajes de interés

Este parque posee una gran riqueza histórica y cultural. Por ello es recomendable visitar diversos pueblos que aún mantienen su estructura medieval como Aín o Almedíjar, además de los restos del castillo de Almonecir en la Vall de Almonacid. Uno de los pueblos más interesantes para visitar, por su entorno y su gente es el pueblo de Eslida, uno de los más bellos del paraje natural de la provincia de Castellón.

Muy interesantes son las «neveras», edificios de piedra construidas en los siglos XVIII y XIX para almacenar nieve durante todo el año, como la de Castro, situada en Alfondeguilla o la de Espadán entre Alcudia de Veo y Algimia de Almonacid.

En el entorno del parque se encuentran dos localidades con gran interés turístico, Segorbe y Vall de Uxó.

 

Economia

Desde tiempos inmemoriales se ha producido el aprovechamiento por parte del hombre de los recursos que le ofrecía la sierra de Espadán, siendo tal vez uno de los más destacados la extracción del corcho de los alcornoques.

Debido a la calidad de sus cursos fluviales existen diversas plantas embotelladoras de agua mineral dentro del propio parque.

Entre los diversos cultivos típicamente mediterráneos existentes son de destacar por su alta calidad las cerezas y el aceite de oliva, estando en tramitación la obtención de la denominación de origen para este último.